Board of Directors

Reiki Home continues to develop, breathing life into the concept of a global community.

Donna Stetser

Miembro, EEUU

Nací en Miami, Florida, en el año 1947. Viví ahí hasta que me mudé a Fort Lauderdale en Florida, donde me gradué de la escuela secundaria. Asistí durante un año a la Universidad del Estado de Florida y luego volví a Ft. Lauderdal. Me inscribí en un curso de programación de computadoras, solo para tener algo que hacer mientras decidía qué sería lo siguiente en mi vida. 

Mi futura suegra estaba en esa clase y así fue como conocí a mi esposo. Nos casamos en el año 1966 y tuve dos hijas. Mi esposo era piloto en el Cuerpo de Marinos de EEUU, y vivimos una vida militar cambiándole a menudo de destino, yo me quedaba en casa con nuestras hijas. Cuando mi esposo falleció en un accidente aéreo volví a la escuela, y recibí una licenciatura en Enfermería en el año 1975.

Trabajé durante un año como Enfermera Titulada en el hospital del condado de Craven en Nueva Bern, en Carolina del Norte. Después decidí volver a dedicarme a ser madre y ama de casa y enfocarme en la crianza de mis dos hijas. Trabajar como enfermera me despertó muchas preguntas sobre la vida y la muerte. Comencé a buscar de una manera nueva y distinta, la comprensión de la condición humana.

En 1980 me trasladé con mis hijas a Asheville, en Carolina del Norte, y continuamos nuestra vida en las bellas montañas Blue Ridge. Me esforcé en averiguar cómo vivir mi vida con las secuelas por el fallecimiento de mi esposo. Tras la mudanza a Carolina del Norte comencé de nuevo, empecé a encontrar la forma en la que vivir una vida plena de manera más entusiasta. Emprendí un nuevo camino de sanación y auto concienciación que me permitió conocerme como nunca había hecho antes y a reconocer mi valor. Durante ese tiempo de búsqueda, de una profunda comprensión espiritual, Reiki me encontró.

En 1995 recibí primer grado de Reiki y en 1996 recibí segundo grado. En octubre de 1996 Bárbara Robinson me inició como maestra. En marzo de 2010 Phyllis Furumoto se convirtió en mi mentora.

Mi camino de Reiki ha afectado a mi vida de manera positiva de muchas formas. Anteriormente mi vida diaria estaba establecida de manera rutinaria y estructurada. Ahora confío en ambos hemisferios cerebrales; izquierdo y derecho, mi lado intuitivo y mi lado práctico. Una de las lecciones más grandes que he recibido has sido la paciencia. Estoy aprendiendo el arte de soltar y cómo aceptar el momento adecuado. Ahora sé que soy más fuerte cuando soy vulnerable. Esta ha sido una difícil lección de integrar en mi vida diaria, pero ha sido importante.   

Convertirme en Maestra de Reiki es un proceso. Siempre estoy en el camino de serlo. Estoy muy agradecida por encontrarme en este camino y miro con ganas todo lo que iré descubriendo en el futuro. He comprendido que no es la felicidad lo que nos trae gratitud; es la gratitud lo que trae la felicidad.

Cuando siento el inmenso apoyo que recibo de mi familia, compañeros y comunidad, estoy agradecida.

“Reiki Home es una expresión del movimiento de vida. Es una oportunidad y una invitación para movernos hacia una nueva forma de pensamiento y vida, que es regeneradora y que permite el progreso de todo ser vivo.” ~ Donna Stetser,  EEUU

Trinidad Conference

My Gift of Gratitude